Primera jornada – Temporada 2

by SlamPoetrySantako
1 año ago
714 Views

Los segundos serán primeros

Comienza la segunda temporada de Slam Poetry Santako con energías renovadas, novedades y ganas. Muchas ganas. Pablowski sube al escenario y da la bienvenida al público que llena la sala. Caras conocidas, otras nuevas. Tras unos momentos publicitarios en los que Pablo nos muestra su faceta más comercial, se presenta al equipo. Hay deleite y emoción en cada una de sus palabras.

Se da inicio, ahora sí, al primer slam con una invitada es de excepción: Olza Olzeta, ganadora de la primera temporada y subcampeona del Campeonato Nacional celebrado el mes pasado en Valladolid. Olza Primera de Santako y Segunda de España. Y hace honor a su título. Esto no es una competición, es un juego y Olza, haciendo cómplice a los espectadores, reparte temas al azar. Primero amor, después depresión. Da igual la materia, siempre fiel a su estilo, recita poemas desgarradores de esos que te dejan el corazón en un puño. Hace de sacrificada del público para calentar motores. Y así, con el sentimiento a flor de piel, se da paso a la competición.

El primer slamer en salir es Álex Loro que nos anuncia el nacimiento de “la república humana”. Las pizarras le otorgan 22,9 puntos. A continuación es el turno de Margalida Followtheida, un rostro joven de estilo directo y denuncia social. 1,2,3… Slam! 25 puntos. Tras ella, más cercano al rap, recita Rooradical que consigue 24,3 puntos. Toca una cara conocida, Laura Arch, cuarta slammer que nos regala sexo en forma de poesía, “un revolcón literario” que se lleva 25,6 puntos. En el equinocio, críticas a la sociedad y a la misogínia a manos de Eli Sanz, que se estrena con 22 puntos. Turno de Maria Valles, también habitual de la sala. Nos cuenta que “lleva días caminando hacia adelante para ir hacia atrás” y con sus pausas y voz aniñada se gana al público. Gritos de “olé tú”y 25,3 puntos en el bolsillo. Aytor Dorado, el séptimo slammer pide paso al grito de “Dejadme pasar” consiguiendo 22,2 puntos. Y llega el benjamín de la jornada, Germán Chocero, una caranueva que nos deja atónitos en su lucha de versos negros y rojos sumando un total de 26,3 puntos. “De mayor quiero ser impronunciable” sentencia Pablo para dar paso a Ainara que con su poema de amor suma 24,8 puntos. Y finalmente, Segundo Bouzon, cuyo estilo teatrero y cómico arranca carcajadas entre los asistentes explicándonos la lucha de “un átomo enamorado” que le proporciona la mayor puntuación de la noche: 27,3 puntos.

Pausa de diez minutos de rigor y, tras ella, Pablo pide “Silencio sepulcral”. Comienza el duelo entre los tres finalistas con mayor puntuación: Laura, Germán y Segundo. En el mismo orden salen uno a uno al escenario. Laura nos canta una nana, nos acuna con sus versos haciéndonos desear recuperar la niñez perdida. Ovación. Germán, relata la nostalgia de un verano apasionado. Y por último, Segundo nos da una lección de botánica satírico-cómica y logra que “entre los árboles que conocemos y los árboles que conoceremos” suene a coro en las butacas.

Es el turno de las cartulinas. La votación final. El público es soberano y debe haber un ganador. Elección difícil la de hoy, el nivel ha sido muy alto. Se alzan las cartulinas y un manto amarillo cubre la sala. Ésta noche Bouzon ha renunciado a su nombre. Por primera vez, un ‘segundo’ queda primero.

Primera posición – Segundo Bouzon

Segunda posición – Germán Chocero

Tercera posición – Laura Arch