Quinta jornada – Temporada 2

by SlamPoetrySantako
9 meses ago
988 Views

San Valentín

Da comienzo la quinta jornada de ésta segunda temporada con Isa sobre el escenario recitando “Mi manera de amarte” de Antonio Gamoneda. El destino ha hecho que hoy sea San Valentín y el poema de amor escogido no podría encajar mejor.

 ¿Estáis bien o habéis venido en pareja?” tras las risas y la bienvenida de rigor Pablowski toma el micro y procede a la liturgia habitual: reconocimiento de equipo, espacio publicitario de “merchandising” con truco de magia incluido, elección de jurado y recordatorio de normas. Hoy la sala está especialmente llena, van sacando cada vez más y más sillas. Parece que las semillas sembradas están comenzando a germinar.

Llega el momento de presentar al invitado especial: Aedo Circuspad. Un rapero catalán de reconocida trayectoria y, en boca de Pablowski, “una de las voces más sexys” del panorama español. Ésta noche ha hecho el esfuerzo de venir a deleitarnos con su arte y se propone hacerlo sin base musical alguna. Y así procede con dos obras propias para hablarnos de denuncia social mostrándonos “el rap en català i sent part de l’art de Barna”. La tercera interpretación, la que el jurado juzgará para calentar pizarras la realiza en castellano. “A pesar de las ostias en la mejilla, somos más de un millón de semillas” usando su voz como arma reivindicativa consigue un total de 25’9 puntos en una sala que, a estas alturas de la noche, se encuentra a rebosar. Sin duda alguna, está siendo la noche de mayor afluencia de toda la temporada.

Bajamos luz de sala. Es la hora de dar inicio a la competición.

La primera en salir es Maria Valles quien, a partir de los personajes de cuento de su hija, se identifica en el “éste” y el “esto”, su lucha personal entre lo que ejerce y lo que es. El público la ovaciona y la premia con 25’9 puntos. Ángela sale en segunda posición para decirnos entre silencios, que “la guerra es del color del hierro” y “sus textos sólo juegos de poeta”. Jaleo generalizado y 24’6 puntos. “Perdonales padre aunque no se lo merezcan” recita Iñaki C. Nazabal que sale en tercer lugar. Su plegaria recibe 27,6 puntos y gritos entusiasmados de los asistentes. En cuarta posición la malloquina Maria Cerdà se estrena en Santako para hablarnos de “l’angoixa que la sobrepassa” por los monstruos que la despiertan de noche, recordándole sus miedos de infancia y la incomprensión que disfraza de ansiedad. Su estreno le vale 22’7 puntos. La quinta slammer en salir, Laura Arch, nos cuenta la difícil elección entre dos personas a las que quiere en un binomio de tierra y aire que le proporcionan 26’3 puntos. Germán, en sexta posición, se sincera desde el escenario al hablarnos de los sentimientos y miedos que le produce mostrar su verdadero yo frente al resto obteniendo un total de 25’6 puntos. El séptimo participante, Héctor Ayala, nos habla del hartazgo, el autosabotaje y la reflexión que se hace a si mismo frente al espejo sabiendo que “las respuestas llegarán cuando deje de buscarlas”. Una incertidumbre que le proporciona 24 puntos. Eli Sanz, sale en octavo lugar para homenajear a las mujeres de los campos de concentración y al amor que sentían desde la perspectiva presente de quien se siente viva pero convive con el pasado. Su deseo de lucha y esperanza por un futuro de mujeres libres se salda con 27’3 puntos. Des de el otro extremo de la sala hace su aparición Dante Alarido que, como ya nos tiene acostumbrados, recita paseando entre las butacas. Haciendo uso de su capacidad vocal y sin ayuda alguna de micro, nos relata la carta provisional a su futura hija a quien anima a vivir sin miedos. La actuación consigue hacer bramar a los asistentes que le premian con 27’2 puntos. El último slammer de la noche es Segundo Bouzon que arranca risas entre los espectadores con su particular forma de pilotar el vuelo “low cost” del desamor obteniendo un total de 27’6 puntos.

Tras la pausa de rigor tiene lugar una nueva actuación de Aedo en catalán. “Tot el que hem patit després l’hem parit en forma de lletra” de nuevo lucha cargada de nostalgia hacia un pasado carente de miedo. Hace de mano inocente para el sorteo del lote con el jaleo del público de fondo “A por el bote, oé”. Hoy, tal y como anunciaba Isa momentos antes, los asistentes no son público sino familia.

Acto seguido, Pablowski pide silencio sepulcral para proceder a la actuación de los finalistas de la noche: Dante Alarido, Eli Sanz y Segundo Bouzon.

Dante sale en primer lugar y, anclado al micro, le dedica el poema a “la madre que le parió” de una forma tan emotiva que consigue arrancar más de una lágrima. A continuación Eli Sanz sube al escenario para, en catalán, hacer un nuevo homenaje a las mujeres ninguneadas víctimas de guerras y conflictos que caen en el olvido. Finalmente, Segundo nos regala, entre risas, las vicisitudes de un átomo enamorado.

Es el momento de la decisión final. Sobre el escenario los finalistas sostienen las cartulinas de colores repartidas al azar: Eli la de color verde, Segundo la roja y Dante la amarilla. Al grito de “1, 2 , 3… slam!” se alzan las cartulinas del público quedando un recuento final de 7 verdes, 3 rojas y 11 amarillas. En en el día del amor por antonomasia, Dante Alarido se hace con la victoria aludiendo al amor de madre mientras el público clama por su más que merecida victoria.

Hoy no hay actuación del ganador final por decisión del mismo pero sí foto de grupo y el emplazamiento a reunirnos de nuevo el mes que viene con sorpresa incluida: Otto hará de presentador. ¿Seremos testigos de un nuevo San Valentín?

Ahora puedes escuchar a Slam Poetry Santako en Spotify!